El narrador de batallas invisibles: Javier Bueno en el submarino