La partitocracia sin partidos en la Segunda República